Programa Mantención

 

CALENDARIO DE MANTENCIÓN 2019

INFORME DE MANTENCIÓN ABRIL 2019

 

 

Especie de Pasto

En este punto debemos saber que la elección de la especie de pasto o mezcla de especies a sembrar, se hace en general (incluso en los jardines de nuestras casas), desde el punto de vista estético, más que desde un punto de vista netamente agronómico. Por las características del clima de la zona central las especies a elegir debieran ser de estación cálida , como por ejemplo el Bermuda, sin embargo al privilegiar un césped verde todo el año se eligen especies de estación fría, cuya adaptación y comportamiento se ven afectados sobretodo en verano por las altas temperaturas, fuera del rango óptimo para estas especies. La mezcla usada en Hacienda es una mezcla especialmente formulada con un 80% de Rye Grass (ballica perenne) y un 20% de Kentucky Blue Grass (Poa pratensis), que nos brindan un césped verde todo el año, de muy buenas características para el juego del golf, pero que nos obligan a una mantención intensiva durante todo el año y sobretodo a aceptar que bajo ciertas condiciones de temperatura y en combinación con otras condiciones que estamos analizando en este articulo, se produzcan ciertos problemas cuya solución podría estar, en determinado momento, fuera de nuestro alcance.

Tipo de Suelo

La cancha de golf está emplazada en el piedmont de los cerros Colorado y Loma Larga, en donde se distinguen principalmente dos tipos de suelo. Uno en la zona baja (primeros nueve hoyos) y que corresponde a un suelo netamente arcilloso. Podemos encontrar en todo este sector una estrata (capa) que va de los 50 cm a 1mt de una arcilla negra sumamente expansiva de muy malas características tanto para la construcción como para las labores agronómicas. El otro tipo de suelo, hacia las zonas más altas (segundos nueve hoyos), es de una arcilla de similares características (de color más pálido) pero con un mayor contenido rocoso. En su momento y en vista de las malas condiciones de suelo con que contábamos, se disidió “enchapar” o agregar una capa de 20 cm de espesor de un suelo, si bien no mucho menos arcilloso, libre de piedras de más de 12mm de diámetro. Así fueron harneados más de 80.000 m3 de tierra para agregar una capa, lo más homogénea posible, sobre la superficie existente. Esta práctica permite mejorar las condiciones para la preparación del suelo que recibirá posteriormente la semilla, pero no modifica en su totalidad las características originales del suelo existente. Por otra parte es muy difícil que esta capa tenga el espesor teórico en todas partes e incluso podrían haber sectores sin enchape, generándose zonas con tipos de suelo diferentes y que en algunos casos pueden presentar peores condiciones que sectores inmediatamente contiguos, para el crecimiento del césped.

Temperatura

Como habíamos visto las temperaturas o los rangos de temperatura, así como la variación de temperatura entre el día y la noche son de suma importancia en el comportamiento de cualquier especie de césped. Para el caso del Rye Grass (ballica perenne) los rangos de temperatura óptimos (donde se produce el mayor crecimiento) van desde 20ºC a 25ºC. En el rango inferior, el Rye Grass sobrevive a temperaturas bajo cero e incluso expuesto a largos períodos bajo nieve, sin embargo en el límite superior temperaturas mayores a 31ºC llevan a un notorio descenso en la producción (*). Que quiere decir esto? que nuestra cancha y las especies seleccionadas no tienen absolutamente ningún problema (analizando sólo esta variable) durante el invierno, para ellas es como si no existiese. Muy por el contrario, las temperaturas durante la época de verano superan, muchas veces, los 31ºC (óptimo), alcanzando extremos de 35 a 38ºC en los días pick de temperatura. Por si sola esta característica constituye un factor muy relevante en la manifestación del problema abordado en este articulo.

Sistema de Riego

Nuestro Sistema de Riego es sin duda de los más modernos disponibles en el mercado y podría dar tema para un articulo completo en posteriores números de ELGREEN. Sin embargo, por muy moderno o eficiente que sea un sistema de riego, existen diversos factores (viento, pendientes, contornos de la cancha, espaciamiento de los aspersores, obstáculos, etc.) que impiden que la precipitación entregada al suelo, sea perfecta. Esto significa que siempre habrá sectores que recibirán menos agua de la necesaria y a su vez habrán sectores que recibirán más agua de la necesaria (pudiendo estar estos sectores, uno al lado del otro). Ambas situaciones pueden producir un raleo de pasto o mancha. La primera por falta de agua y la segunda por calentamiento excesivo del agua libre.

Hongos

Otro factor que contribuye a la producción o agravamiento de las manchas secas, es la presencia de hongos del tipo Basidiomycetes o también conocidos como Fairy Ring (Anillo de Hada), que por ser hongos saprofitos se alimentas principalmente de materia orgánica, por lo que no producen un efecto directo sobre el césped, pero su actividad produce ceras que aumentan la condición hidrofóbica del suelo impidiendo la penetración del agua en donde el hongo esta actuando, pudiendo producir la muerte de las plantas en forma de anillo por falta de agua disponible en forma localizada.

Compactación y tráfico

El tráfico excesivo de zonas de paso frecuente, tiende a producir una mayor compactación de la zona, por lo que hay una menor infiltración de agua y por lo tanto menos disponibilidad del recurso en la zona de raíces, lo que sumado al daño directo mecánico o abrasivo producido por el tránsito, tiende a aumentar la posibilidad de una mancha seca o de raleo parcial o total del césped. Todos los puntos revisados anteriormente por si solos pueden dar origen a una “mancha seca” o a la muerte total o parcial de césped en un área determinada. Es por esto que la combinación de 2 o más de los factores antes mencionados hacen de este tema, un problema no exento de complejidad.
Afortunadamente hay pocos problemas que no tengan solución y si se toman las precauciones y se realizan las labores correspondientes, este es un dilema que debería ir disminuyendo en el tiempo. Los soluciones en este caso son a mediano y largo plazo ya que estamos intentando modificar condiciones existentes en la naturaleza. Es interesante el concepto de que la naturaleza tiene “memoria” y que debido a esta, tiende constantemente a volver a su estado original y el estado original de esta zona esta a la vista en los cerros cercanos, la naturaleza constantemente tiende a volver a esa condición preexistente.
Respecto a los puntos tratados anteriormente como las especies de pastos existentes, el tipo de suelo, las altas temperaturas y otros factores, en general no podemos intervenir en gran medida, pero si hay practicas culturales y algunas medidas que se han estado aplicando y seguiremos poniendo en practica para disminuir en la mayor medida posible la incidencia de manchas secas en nuestra cancha, a lo largo del tiempo.

Aireación

En forma simple, esta es una labor cultural que consiste en “hacer hoyitos” de cierto diámetro, con cierto espaciamiento y a cierta profundad con el fin de conseguir la descompactación del terreno al crear espacio (hoyos). Esta labor, que se realiza a todo el fairway en otoño, produce también un mejoramiento en la infiltración del agua, en el intercambio de gases (O2) en el suelo como también la poda de raíces que fomenta la producción de microraicillas, responsables de la absorción de agua y nutrientes y por lo tanto un aumento del vigor de las plantas. La realización de esta labor en pleno verano representa un strees adicional para el césped, por lo que realizamos esta práctica en forma localizada en manchas secas, una vez que se monitorea el inicio del descenso en la temperatura veraniega ( a partir de la segunda semana de Febrero, aproximadamente) con el fin de producir los efectos antes mencionados y acelerar la recuperación de esas zonas.

Fertilización

La fertilización es un factor muy importante a la hora de prevenir las manchas. A inicios de verano y durante este, realizamos fertilizaciones con mayor contenido de potasio (K) que contribuye al engrosamiento de la pared celular y por lo tanto a proveer de mayor resistencia a cualquier tipo de strees, en este caso el strees producido por las altas temperaturas. Aplicaciones de fertilizante foliar o granulado después de la aireación y en forma localizada contribuyen a la recuperación de estas zonas afectadas.

Riesgo localizado

A partir del mes de Octubre-Noviembre, cuando se registra el comienzo en el aumento de las temperaturas, es necesario recurrir al riego localizado de manchas secas (riego que se hace con manguera), tanto en fairways como en greens, esta práctica se mantiene durante todo el verano y hasta inicios de otoño. Con esta labor se pretende agregar agua adicional a aquellos sectores que por diversos motivos reciben o absorben menos cantidad de agua que el resto, con esto se puede dilatar la aparición de manchas que sin embargo, como hemos visto, aparecerán una vez que se alcancen las temperaturas altas (sobre el óptimo) del verano.

Surfactantes

El uso de surfactantes, tanto en greens como en fairways lo hemos incorporado paulatinamente. Por diversos motivos y en ciertas zonas de greens o fairways se producen condiciones de hidrofobia, es decir de repelencia al agua, generándose sectores en donde el agua de riego no infiltra si no que escurre superficialmente. Al aplicar un surfactante (producto químico especialmente formulado), se rompe la tensión superficial de la molécula de agua, permitiendo que esta infiltre en estas zonas, eliminando total o parcialmente el problema.

ADC (altura de corte)

La ADC es un factor importante en el sentido de proporcionar al césped mayor o menor strees. En general una ADC más baja, requerirá de mayor fertilización y cantidad de agua y estará sometiendo al césped a un mayor strees que una ADC mayor. Por otro lado con una ADC mayor el efecto de “sombreo” que ejercen las mismas hojas del pasto, es mayor y por lo tanto la evaporación del agua es menor y la retención de ésta aumenta. En concreto, si durante el año nuestra ADC de fairways es de ½ pulgada (12mm), durante los meses más duros del verano estaremos cortando a ¾ de pulgada (18-19 mm), con lo que lograremos proteger al césped de las condiciones adversas del verano, para luego paulatinamente volver a nuestra ADC original.

Resiembra

Por último y con el fin de acelerar la recuperación de estos sectores y una vez que las temperaturas hayan descendido a niveles óptimos para el crecimiento de nuestras especies, se podrá realizar sobresiembra de los sectores más afectados. Una vez entendido en parte el origen de este problema y de conocer hacia donde se dirigen nuestras acciones en relación a la solución de esta situación, creo oportuno analizar cual es su aporte respecto a este tema. No dude de que estos y otros problemas que se producen a diario en la mantención de la Cancha de Golf se abordan en forma profesional por parte de la Gerencia y el Área de Mantención. Infórmese y haga las preguntas y sugerencias que estime convenientes en relación a este y otros temas de su interés que quiera ver publicados en ELGREEN. En concreto respecto a este tema, evite transitar con carros sobre las áreas afectadas para evitar una mayor compactación. 2006.